23 enero 2012

Nunca.

Lo sabía. Sabía que lo conseguiría. Y al final, llegó. Porque todo llega. Como el viento al mar, siempre le vuelve a dar la brisa en su cara que cambia constantemente de color. De azul oscuro, a azul claro. ¡Pero que bonito! Como el recorrido de todo lo que hizo para conseguirlo. Y ahora que al fin sabe que es capaz de conseguir cualquier cosa, se siente bien. Porque sabe que no hay reto que se le resista. Ni noticia que no sepa combatir. Las heridas están cerradas, unas más que otras, pero se que cicatrizan bien. Mejor que antes. Fuerte. Radiante. Luchadora. Ganadora. Esa es la palabra, ganadora. De una batalla dentro de ella misma. De sus pensamientos y sus sentimientos. Y al final ganó. Como puede ganar cualquier cosa. Porque sabe que nada se le resiste. Sabe que ella puede con todo. Absolutamente todo. Menos con su corazón. Pero su corazón está con ella. Lo apoya, hasta el final. Hasta que ella decida no luchar más, pero eso no va a suceder nunca. Nunca.

7 comentarios:

MeriiXún dijo...

Estoy de acuerdo, todo llega, con paciencia y perseverancia, todo se consigue, besuus!

Carolina dijo...

Un texto con mucha motivación!!
Me gusta, mientras el corazón te "apoye", no hay nada más que decir, sino continuar y luchar, seguir adelante.
Me gusta un montón al foto.
Mil besos =)

Carmeen dijo...

pero que preciooso texto, y encima, tan cierto! Todo llega, tarde o temprano, pero llega (supongo xd, ya que no soy un buen ejemplo de paciencia)y bueno, que me ha gusstado muchisimos preciooosa ;) Besiitooos!:D

Carolina dijo...

Amazing!Love your blog! have to follow ! :)
Please check out mine too

www.pocketfulof-dreams.blogspot.com

Love

Sarah dijo...

Y así debe ser, nunca tiene uno que rendirse, siempre habrá fuerza para seguir luchando.

Girl dijo...

me gustan mucho tus entradas y me encanta este texto :) me gusta mucho tu blog!
si queres pasate por el mio
http://from--the--inside--of-my--soul.blogspot.com/
besoss :)

Ezequiel dijo...

Hola Natalia:

Te mando un saludito, a ver si así hacemos las paces, jeje. El próximo sitio también te gustará. ¡Ánimo con el libro!