02 diciembre 2011

Joder vaya situación, que no sabes cómo comportarte. Maldito día, hora y lugar. Maldito mes, año y siglo. Hoy no me salen las palabras. He visto ante mis ojos a la tristeza en persona... que pena de todo. Sí, pena es la palabra que define hoy la existencia de esa familia. Cavizbaja e inserbible sin ella. Que bajon más grande saber que tu madre no está ahí para levantarte, darte el beso de buenos días, hacerte la comida, felicitarte en tu cumpleaños, darte besos de buenas noches y decirte que te quiere más que ha su vida. No le damos importancia a las cosas que vemos todos los días, a los pequeños detalles e incluso a las personas que a veces creemos que no nos dejan hacer cosas para fastidiarnos y en realidad lo hacian para protegernos.
En fin...

5 comentarios:

Elena, me llamo yo. dijo...

Me encanta como escribes, bichito de la luz! Pasa que soy muy vaga para dejarte un comentario, pero te visito siempre que puedo ! Soy fan de ti !

Un besote preciosa, cuidate!

Carolina dijo...

Me hundiría si me pasase algo así, situaciones como estas son impensables, pensar esto no me pasará a mí, hasta que pasa tiene que ser horrible.
Muchos muchos ánimos a la familia.
Un besazo y en serio, mil gracias por tus comentarios, me alegra que te gusta leerme :)

Mariam dijo...

ME ENCANTA TU BLOG ! *_* UNA COMPLETA PASADA! por cierto me sigues? :3 Yo a ti ya te sigo!
Un beso!

Nathalie dijo...

Gracias Elena tu blog tambien es una pasada :D
Carolina muchas gracias eres increible! :)
Mariam ahora mismo me paso por tu blog un beeesazo!

Cristina dijo...

Se porque lo dices y te entiendo, no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que nos falta :S un besito chupa-chups