02 abril 2012

La persona menos esperada.

Baja las escaleras. Odia ir en ascensor. Por un momento le duele la pierna, pero no se queja. Quedó con ella ayer a las 7:30 aquí. Son las 7:28 le gusta llegar puntual y ver como llega hasta él dándole un beso. Siempre llega a su portal con ganas de verlo. Y él cada vez que baja al portal, recuerda el primer beso. Quizás no fue el sitio más romántico, pero el lugar se quedó atrás cuando se miraron a los ojos. Estaban enamorados, sí. Pero confundidos. Él quería estar tanto tiempo con ella que no tenía tiempo para pensar en él. No veía nada más que no fuera ella. Le encanta. Es preciosa. Sus ojos azules le vuelven loco y su cara es preciosa, como ella. Dicen que la perfección no existe pero él la ha encontrado. Son las 7:29. Siempre llega puntual. Hoy traerá el pelo suelto. Su preciosa melena negra, al natural. Sport, como a él le gusta. Hoy tiene muchas ganas de verla. Cuando la vea le va a dar un beso que le quedará sin aliento. Pero hoy no será. Se asoma a la puerta y mientras dan las 7:30 la ve a lo lejos, en un banco. Con otro. Dándole ese beso que él tanto esperaba.

3 comentarios:

Coconut dijo...

No hay nada peor que esperar algo con toda la ilusión y perderlo en cuestión de segundos. Por desgracia, cosas como estas pasan...
Me ha encantado tu entrada y tu blog, te sigo:) un beso desde http://lloviendoprimaveras.blogspot.com.es/

Ruth :D dijo...

Cariño tienes un blog que es la hostia, no hay otra forma de expresarlo. Cada día me sorprendes más :)
Un beso guapi^^

Nathalie dijo...

Graacias caariñotee (L) :D:D